Breadcrumbs

Aprenda qué son los gérmenes y la diferencia entre limpiar y desinfectar su hogar

Arrastrándose por cada rendija de su hogar, acechando para atacar en cualquier momento. No, no es la escena de apertura de una película de terror - es la realidad de los gérmenes.

¿Qué es un gérmen?

No todos los gérmenes son malos. Los gérmenes son microbios para los que podemos considerar los siguientes tipos principales: bacterias, virus, hongos y protozoos. Los gérmenes viven tanto dentro como fuera del cuerpo humano. Mientras que algunos prosperan en lugares como el intestino y ayudan con la digestión, otros existen en su piel u otras superficies y se traspasan alrededor constantemente. Hay muchos gérmenes buenos que ayudan a nuestros cuerpos a mantenerse en equilibrio y en realidad trabajan para construir nuestro sistema inmunológico. Sin embargo, los gérmenes malos tienden a ser muy malos y son la causa de enfermedades la gripe.

Esta es la razón por la que es importante saber cómo deshacerse de los gérmenes malos para mantener a su familia protegida. A menudo, las personas confunden la limpieza del hogar con la desinfección del hogar. Sin embargo, hay una gran diferencia entre los dos.

Limpieza versus Desinfección

Limpieza: Elimina la suciedad de la superficie de los objetos. La limpieza implica el uso de agua tibia y jabón para eliminar la capa superior de los gérmenes que pueden estar viviendo en las superficies. Mientras que la limpieza hace que su casa se vea bien, no necesariamente es hacer el trabajo bien. La limpieza reduce el riesgo de propagación de la infección, pero todavía deja algunos gérmenes detrás.

Desinfección: Mata los gérmenes sobre la superficie de los objetos. Mediante el uso de productos como Lysol® Toallitas desinfectantes y Lysol® Desinfectante Multisuperficies en aerosol, usted mata el 99,9% de las bacterias y los virus que viven en las superficies y reducen drásticamente el riesgo de propagación de la infección.

Pero la verdadera batalla no es la limpieza versus desinfección - es la limpieza y la desinfección. La mejor manera de reducir el riesgo de propagación de gérmenes es limpiar primero las superficies, quitar cualquier suciedad adherida y a continuación, desinfectar. Ahora que puede responder ¿Qué es un germen? usted ya está en camino a combatirlos con la ayuda de Lysol®.

Productos relacionados