Breadcrumbs

5 consejos para profesores para una sala de clases limpia

Una sala de clases limpia es uno de los primeros pasos para evitar la propagación de gérmenes y patógenos en los colegios. Lea nuestros consejos de Lysol® para que los profesores puedan mantener una sala de clases limpia y saludable.

  1. Limpie y desinfecte regularmente

Al final del día escolar, desinfecte en la sala de clases las áreas que pueden contener gérmenes, como por ejemplo escritorios, computadores, el sacapuntas, el rincón de lectura, y cualquier otro espacio que compartan los estudiantes. Utilice las Lysol® Toallitas Desinfectantes y Lysol®Superficies Desinfectantes para una higienización general. Las Lysol®toallitas Desinfectantes Dual Action son ideales para remover las manchas más duras y difíciles que se pueden producir en las áreas de juego.

  1. Ayudar a los auxiliares manteniendo una sala de clases ordenada

Haga que su sala de clases esté lista para que se pueda limpiar manteniendo el desorden al mínimo y guardando los materiales escolares sueltos. Esto ayuda a que el personal de aseo pueda maniobrar en toda la sala de clases para que puedan limpiar de mejor forma las áreas más problemáticas.

  1. Motive a los niños a lavarse las manos regularmente

Asegúrese de que sus estudiantes se laven las manos, y no sólo después de usar el baño. Los niños deben lavarse las manos antes del recreo y del almuerzo, y tan seguido como sea posible en especial en las actividades en las que estarán en contacto unos con otros.

  1. Mantenga los suministros a mano

Puede ser difícil lograr que una clase entera de niños se lave las manos regularmente, es por eso que es una buena idea tener un desinfectante de manos disponibles en su sala de clases.  Si su sala tiene un lavamanos, asegúrese de que esté bien equipado con un jabón antibacterial.

  1. Envíe a los estudiantes a su casa cuando estén enfermos

Y no sólo los niños que dicen que no se sienten bien - supervise su clase y observe a los niños que están resfriados, estornudan y tosen más de lo habitual.

Una clase limpia es una de las primeras formas de defensa contra la propagación de enfermedades en los colegios. ¡Mantenga su clase sana y fuerte con estos consejos para evitar los gérmenes!

Productos relacionados